El Molí d´Umbert comenzó a funcionar a principios del siglo XX. Desde entonces, lentamente, la compleja maquinaria del Molino se fue adaptando a los nuevos materiales y a los nuevos tiempos. El Molino fue cambiando de dueños; de la familia Umbert, pasaría a los Lluch y posteriormente a los Serra. A lo largo de este periodo se compraron máquinas capaces de realizar tareas cada vez más complejas con mayor rapidez, se instaló un segundo motor eléctrico para mover las máquinas de las plantas superiores y se fueron adoptando gradualmente nuevas descascaradoras más rápidas, nuevas muelas para las blanqueadoras que rompían menos grano y maquinaria más moderna.

  Sin embargo, en su esencia, el proceso apenas varió en los casi 100 años que permaneció operativo el Molino. Sorprendente que durante este tiempo, la fricción del arroz con dos simples rodillos consiguiera separar a éste de su cáscara, que el roce del arroz con una simple piedra pudiera blanquearlo o que un tambor con pequeñas oquedades unido a un tornillo sin fin fuera capaz de separar los granos partidos de los enteros. El Museo del Arroz de la Ciudad de Valencia pretende rendir un merecido homenaje a todos aquellos que con su esfuerzo nos han permitido avanzar.

Molino 
  • Siguenos
  • Información al visitante
  • Fichas Educativas